La Corrada del Obispo restaurante en Oviedo

Lolo y Fede

Para almorzar elegimos la Corrada del Obispo en el casco antiguo, donde nos dimos un lindo homenaje comenzando por un rico vermuth rojo de barril y acabando con un café y licor. En el acogedor comedor de la planta superior donde predomina la madera, piedra y muebles antiguos, tallas de taco, buen botellero, vigas de madera, columnas de hierro gastado, y algún que otro objeto decorativo de latón. Y la fresca presencia de plantas con amplios ventanales y contras en las ventanas hacen del comedor un lugar bonito y agradable. Por cierto, vajilla de calidad y cristalería y cubertería limpia y brillante.